Jóvenes los más expuestos a padecer trastorno de atracón