¿Dónde duele más un piquete de abeja? Este científico lo experimentó