Esta esponja marina podría curar el cáncer de páncreas