Apocalipsis volcánico permitió la era de los dinosaurios