Más que rockstars: cinco músicos que también son científicos