Baba y moco de rana podrían tener una cura para la gripe