México es el país más afectado por Wannacry en América Latina