Tu perro y tú tienen la misma capacidad de olfato, revela estudio