Prototipo de la UNAM acabaría con plagio digital