Reseña: LG G6, el futuro de los smartphones