325 millones de personas padecen hepatitis en el mundo, según OMS