Llorar y escuchar música triste puede mejorar tu estado ánimo