¿Por qué sientes que ‘se te sube el muerto’?