¿Está tu cuerpo realmente preparado para un maratón?