Alestra ve en startups un boleto para mantenerse relevante en el futuro