Utilizan tecnología para ver al cerebro en funcionamiento