Contaminación mata a más de cuatro millones de personas