Silicon Valley está en riesgo de perder talento