Economía, una ciencia médica ¿metáfora engañosa?