¿Por qué se ‘queman’ las cervezas?