La Estación Espacial Internacional ‘brilla’ a la luz de la Luna