¿Es verdad que los virus atacan más a los hombres?