La fórmula para tener más inventores, según Dean Kamen