Emprendedores deben ‘hackear’ las economías latinoamericanas