Fumar provoca numerosas mutaciones que favorecen el cáncer