Mientras algunos van a Marte, China busca extraterrestres