La razón que explica el ‘bajón’ de los futbolistas