Clinton vs. Trump: cero propuestas y muchos insultos