Las corazonadas en las finanzas son rentables: estudio