Trabajar a distancia, ¿por qué funciona?