Songdo, ‘la Meca’ de los drones