La ESA retrata una erupción solar más grande que la Tierra