Galaxy Note 7, la phablet que se desbloquea con los ojos