Cadáveres y basura en Río preocupan a veleristas