Oficinas inteligentes, exigencia de los millennials