Un Sombrero Seleccionador ‘real’ coloca a Hawking en Gryffindor