El pago electrónico quiere jugar en favor de los mexicanos