En otoño, La Niña podría desplazar a El Niño