Meteorito no acabó con los dinosaurios, sólo aceleró su extinción