Muerte de corales pone en riesgo supervivencia de peces