Galaxy S7, el Android que te hará dejar el iPhone