Japón pierde contacto con su satélite de rayos X