Astrónomos descubren galaxias súper espirales