Rusia quiere colocar una nueva estrella en el cielo