Raimund Franken/Getty Images

Sídney, Australia (AFP) El calentamiento global sigue afectando diversos hábitats. En esta ocasión, la zona afectada es la Gran Barrera de Coral australiana, la cual se está emblanqueciendo debido al aumento en la temperatura del mar.

De acuerdo con Terry Hugues, director del ARC (Centro de Excelencia para Estudios de Arrecifes de Coral) de Australia, este fenómeno aún no es masivo. Sin embargo, aseguró, es de preocuparse “la aparición de un número creciente de incidentes de blanqueo en múltiples sectores de la Gran Barrera de Coral a medida que avanza el verano”.

Los datos del ARC confirman los pronósticos pesimistas formulados por la Universidad de Queensland y la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) de Estados Unidos a finales de 2015.

Los expertos de ambos institutos habían advertido que el fenómeno climático de El Niño —calentamiento de las aguas del océano Pacífico— podía provocar este año el peor episodio de emblanquecimiento de corales en el mundo.

La pérdida de color es causada por el aumento de la temperatura del agua, que provoca la expulsión de las algas simbióticas que aportan el color al coral.

Janice Lough, investigadora del Instituto Australiano de Ciencias Marinas (AIMS) dijo que las próximas semanas serán cruciales para los corales.

“Los servicios meteorológicos prevén temperaturas netamente más elevadas que el promedio durante el mes de marzo, lo que podría dar lugar a un emblanquecimiento suplementario de la Gran Barrera”, dijo Lough.

El efecto podría ser menor si “hay viento y nubes”, aclaró la científica.

La Gran Barrera de Coral, inscrita en la lista del Patrimonio Mundial de la Humanidad de la UNESCO desde 1981, está principalmente amenazada por el calentamiento del clima, las escorrentías agrícolas y el desarrollo económico.

Se trata del tercer fenómeno de emblanquecimiento generalizado después de los observados en 1998 y 2010.

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín semanal, ¡suscríbete ahora!