Realidad virtual, el futuro de los smartphones