El pendiente de México, crear líderes