Sports Illustrated le apuesta a las modelos en realidad virtual