Alemania enciende su 'fábrica de estrellas'