Hongos de la Antártida colonizan Marte